Escuela Nueva España





«Arriba el Telón» – Teatro 1er y 2do Ciclo

Publicado el

Dentro de nuestro curriculum educacional, hemos diseñado diversas estrategias y una de ellas es concluir con obras de teatro la asignatura de Lenguaje. Este es el segundo año en que hemos puesto en marcha esta actividad y hemos transformado nuestras salas, biblioteca o comedor de alumnos/as en  teatros o auditorios, en donde se han convocados compañeros de otros cursos, apoderados, profesores y asistentes a observar como los niños expresan su aprendizaje de manera integral. Este trabajo, en algunos casos contó con el apoyo de los padres, los que se integraron de manera muy colaborativa a esta experiencia de aprendizaje, la que según Lisa Phillips  en su libro  “The Artistic Edge: 7 Skills Children Need to Succeed in an Increasingly Right Brain World” señala que desarrolla  10  habilidades significativas en el contexto académico y en la vida diaria,  la que continuación se detallan:

  1. Creatividad: El pensar y actuar de manera rápida en situaciones específicas y realizar tareas de enfoque desde diferentes perspectivas distinguirá a un niño del resto. Si los niños practican pensando creativamente, con el paso del tiempo lo harán de manera natural. 
  2. Confianza: Las habilidades desarrolladas a través del teatro construyen la confianza necesaria para tomar el control del escenario. La formación teatral hace que los niños salgan  de su zona de confort al cometer errores y aprender de ellos durante los ensayos. 
  3. Solución de problemas: . Toda esta práctica de solución de problemas hace que se desarrollen sus habilidades de razonamiento y comprensión.
  4. Perseverancia: En un mundo competitivo como el de hoy en día la perseverancia es la base del éxito.
  5. Enfoque: La capacidad de concentración es la clave que se da a través del trabajo en conjunto. Mantener el equilibrio entre escuchar y participar pensando en el rol propio y cómo éste contribuye al todo, involucra una gran cantidad de concentración y enfoque. Investigaciones recientes han demostrado que la participación en las artes mejora la capacidad de los niños para concentrarse y enfocarse en otros aspectos de sus vidas.
  6. Comunicación no verbal: A través de experiencias en el teatro y la danza, los niños aprenden a utilizar los mecanismos del lenguaje corporal; estos movimientos comunican emociones. Los maestros perfeccionan las habilidades de interpretación de los niños para asegurarse que al momento de interpretar el personaje transmitan a la audiencia de manera efectiva.
  7. Retroalimentación constructiva: El recibir una retroalimentación constructiva acerca de una actuación o de una pieza de arte es una práctica común. Los niños experimentan que estas retroalimentaciones forman parte de su aprendizaje y no deben ofenderse ni tomárselo de manera personal. Cada disciplina ha construido diversos parámetros para garantizar que la crítica es una invaluable experiencia que contribuye al éxito del producto final.
  8. Colaboración: Los niños practican el trabajo colaborativo, comparten responsabilidades y se comprometen con otros para lograr un objetivo común. Cuando un niño forma parte de una obra de teatro, de una producción de danza o de una orquesta musical, empiezan a entender que su contribución es necesaria para el éxito del grupo. Con estas experiencias los niños aprenden a tener confianza en sí mismos y se dan cuenta que su aporte dentro del grupo es igual de valiosa que el resto del equipo aunque no tengan el rol principal.
  9. Dedicación: Cuando los niños están acostumbrados a practicar actividades artísticas en las que el resultado va desde un producto final hasta una interpretación, aprenden a asociar la dedicación con el sentimiento de logro. Durante esta práctica desarrollan hábitos de trabajo como el estar a tiempo en los ensayos, respetar las aportes  del resto del equipo y esforzarse en el éxito del producto final. En las artes escénicas, la recompensa por la dedicación es la sensación del calor de los aplausos del público que hacen que todos los esfuerzos hayan valido la pena.
  10. Responsabilidad: Si los niños practican creando algo de manera colaborativa, saben de antemano que sus acciones afectan al resto de la gente. Los niños aprenden que es importante admitir que cometieron un error y que deberán tomar la responsabilidad, ya que los errores son parte del proceso del aprendizaje.

De todas las experiencias vividas, repetiremos una obra por curso en el  Salón Auditorium, este lunes 14 de diciembre, actividad que hemos denominado «ARRIBA EL TELÓN»  y pretende mostrar a la comunidad Laguina un ejemplo de lo vivido durante semanas en nuestra escuela. 

Compartimos un registro de las obras presentadas en las salas de clases desde el nivel Pre- Escolar a Octavos años.

NT2 A

1°A

2°B

3°A

4°A

5°A

5°B