Escuela Nueva España





Que No Sea Un Adiós… Que Sea Un Hasta Pronto

Durante los días siguientes a la salida de vacaciones de nuestros estudiantes, nuestra comunidad educativa, recibió la noticia de que nuestra directora, señora Eugenia Riveros dejaba la Dirección de nuestra entidad educativa para trasladarse a cumplir labores a un establecimiento educacional de la ciudad de Concepción;  esta noticia caló hondo en el corazón de toda la comunidad educativa, quienes sin dudarlo comenzaron a organizar espontáneas muestras de cariño y agradecimiento por la abnegada labor que por más de cinco años realizó nuestra saliente directora.     El pasado jueves,  apoderados  representantes de los subcentros y centro general de Padres y Apoderados de nuestro establecimiento, compartieron una once con la sra. Eugenia, en la que despidieron a quien por tanto tiempo fuera la principal agente directiva de nuestra escuela;   momentos antes de esta actividad, los monitores de orquesta  de la Escuela Nueva España, la sorprendieron con una serenata en el hall de nuestro establecimiento; de la misma forma estas muestras de cariño se hicieron presentes el día viernes siguiente, en los momentos culmines de la capacitación   de “trabajo en equipo y resolución de problemas” en la cual participó todo el personal de Escuela Nueva España y en la que cada uno tuvo un momento para expresarle sus sentimientos y parabienes en el proceso que termina.

Es imposible no expresar la pena que nos produce perder a quien por tanto tiempo encabezó el proyecto educacional y todas las actividades desarrolladas en nuestra querida escuela, sin embargo estamos felices de ver como un proyecto que ella soñó e instaló se ha vuelto exitoso y reconocido no solo a nivel comunal.       

Sra. Eugenia, hoy nos toca despedirla con el corazón lleno de gratitud y expresarle nuestros deseos de que en el puesto que asume en los próximos días, su profesionalismo, carisma y abnegación tenga el mismo éxito que tuvo en nuestra comunidad educativa.

 

Hoy tomamos y hacemos nuestro eso que nos enseñó sobre que “ todo problema u error es una oportunidad de mejora”